viernes, 9 de enero de 2009

de vuelta al Mediterraneo

Una suerte pasar los últimos días del 2.008 y los primeros del recién estrenado año a la orilla del Mediterraneo. Hubo días espléndidos, soleados, con una temperatura muy agradable. Y otros de temporal, con nubes en evolución y gran contraste y variedad de tonos verde-azulados.


El castillo de Bil-Bil, desde la playa del Maracas, con Puerto Marina al fondo


El "efecto bíblico"

Para alguien aficionado a la fotografía, encontrar numerosos momentos para captar imágenes de gran belleza plástica, es todo un regalo. El mejor regalo, tener tu cámara siempre a mano para deleitar los sentidos e intentar hacer eterno ese instante.

3 comentarios:

Malole's dijo...

Maravillosas fotos!!,es impresionante ver ese cielo con tantos contrastes,que delicia poner estar allí,seguro que esas imágenes ya no podrás olvidarlas.Nunca fui a la playa en invierno,este año pensabamos ir en el puente de la Purísima,y ya ves, las cosas fueron muy distintas,en fín supongo que llegará en otro momento.Feliz finde

Estibalitz Diaz de Durana dijo...

uhmmm! que preciosidad de fotos !, te felicito

raquel dijo...

Lo que más me gusta es que la persona que estaba apuntando, estaba disfrutando al ver tanta belleza, esa es mi foto favorita, pensarte alli...
Bueno, ahora en serio, nubes en evolución???, me dejas pasmá llevo 45 años saludando nubes, cúmulos, cirros, hasta creo que por mi pueblo pasó una vez un nimbostrato sin pedigrí sin escaparme de unos buenos chaparrones, pero nunca he pensado en lo de la evolución, te ha quedado muy roberto brasero, amiga. besos