domingo, 26 de abril de 2009

hacia la Piedra del Agujero

Este fin de semana tenía un claro objetivo: patear monte. Desde Siles, y más concretamente desde el patio de la casa de Inocencio y Loli, se fijaron las cumbres a explorar, bueno los "calares". Y también calarillos y calarejos...



Los calares son una morfología muy extendida en esta comarca. Basicamente son altiplanicies de grandes dimensiones donde se alzan los picos más elevados y con una morfología kárstica característica (estas altiplanicies actúan como una zona de infiltración, y son por lo general áridas, ya que apenas existe escorrentía superficial, desarrollándose numerosas simas, dolinas o torcas, uvalas y poljés, así como extensos lenares o lapiaces).


Aqui todo son calares; este encantador pueblo se haya rodeado por algunas de las más espectaculares cimas de la Sierra de Segura.



La PIEDRA DEL AGUJERO (Altitud- 1.290 m) también conocida como Piedra Horadada, es un hito geomorfologico del paisaje segureño. Forma parte de una alineacion montañosa norte-sur, cuyos principales relieves son Navalperal y el Bucentaina. Entre ambos se encuentra la "piedra de los agujeros" que es un magnifico ejemplo de relieve dentado de dolomías.



-¿Qué que son las dolomías?: Son rocas que proceden mayoritariamente de la transformación de primitivos sedimentos calizos. El magnesio del propio agua del mar o de sedimentos previamente depositados, es removilizado y llega a entrar en la red cristalina de la calcita sustituyendo, en parte, al calcio. La transformación de la calcita en dolomita lleva aparejada una reducción de volumen. Esto supone que, en el conjunto de la roca caliza que se transforma en dolomía, surjan muchos espacios vacíos. La dolomía se presenta pues como una roca oquerosa, de fácil acceso para las aguas pluviales y, por tanto, fácilmente meteorizable.




El camino que parte de la Peña del Olivar, nos adentra en una subida cómoda hacia las laderas del Bucentaina (1.395 m), discurre en su mayor parte por senderos con algunos tramos de pista forestal, atravesando extensos bosques de pinos negral y laricio. Algunos obstaculos, salvables ...

Una gozada de día nos hizo. Sol y algunas nubes que aplacaban los sofocos por la subida continua. Ya en la cara Este del Bucentaina recorremos una vereda que llanea mientras al otro lado del valle divisamos los calares del Mundo, el Mentiras y el Puntal.

6 comentarios:

Abi E. dijo...

Hola Carmen, te encontre en los cometarios de Gispert y ya ves me he venido a ver tu sitio diferente y me ha gustado.

Tu excursión por la sierra de Segura es una delicia como la explicas, es una lección magistral, para descubrir estos lugares (tendré que hablar con la cuñada de la mi Dueña, que es de Siles, para coincidir con ella, allí y que nos enseñe esa zona que es preciosa)

Pues nada, un placer haber pasado e intentare seguirte de cerca si no andais muy deprisa que uno ya es mayor y va pasito a paso.

Un beso

Juan Manuel Castellano Montoro dijo...

Hola prima, te hago un comentario en esta ultima entrada " hacia la piedra del agujero" pero me he dado una vuelta por todo el blog. En dos palabras "im-presionante", que fotos tan buenas, que explicaciones tan detalladas y precisas. La verdad me ha sorprendido, en realidad es "Un sitio diferente".
Un beso, Juan Manuel.

Anónimo dijo...

Muy bueno tu blog, intenso y sutil a la vez.

Volveré a mirar tus fotos, de gran calidad.

Por cierto, ¿esas VIOLAS son tuyas? ¿las fotografiaste este fin de semana en tu ruta a la sierra? Son muy raras de ver.

En el macro encontrarás todas tus respuestas.

.el fotógrafo itinerante.

Franziska dijo...

Si hubiese llegado a tiempo, ésta habría sido mi primera lectura. He realizado el camino al revés como esas novelas que empiezan por el final.

Sin embargo, hay alguna observación que sostengo tu disposición ha mejorar nuestra cultura aunque tratándose de mi y especialmente en este tema, hay alguna otra palabra que sería más adecuada: ignorancia.

Te voy a dar una noticia porque creo que te va a alegrar. Estoy recorriendo, la cuenca del Henares, a su paso por Alcalá. Caminatas lentas de observación y pasmo ante lo que veo y las fotografías correspondientes. Tres horas, como mucho, ida y vuelta. Estas excursiones me han llevado a querer ver las cosas desde la orilla opuesta y desde los cerros que rodean el valle. Estoy en ello y lo estoy disfrutando a tope.

¡Ya me gustaría a mi poder trazar esos planes y hacer luego esos caminos! Seguro que vuelves a enfrentarte con el trabajo y con la vida con el corazón y todas las ilusiones en floración como si fueras un arbusto magnolia tulípera, siempre en el mes de marzo, y sin transformar tus flores en hojas. Descubrí uno, a mediados de marzo, en una plaza preciosa de Alcalá y no he parado hasta encontrar a qué especie de árbol pertenecía porque me dejó boquiabierta y en estado de "maravillamiento". Ya buscaré la ocasión de publicar las fotos.

Luz en tu caminar y en tus imágenes, preciosa.

RosaMaría dijo...

Interesantísimo post. Gracias por comparter conociemientos, belleza y esfuerzo. Abrazo.

jordi dijo...

Veo que te mueves mucho por el Parque Natural de las Sierras de Cazorla Segura y las Villas. Recientemente hemos creado un foro donde cada uno aporta sus visiones e impresiones sobre estas sierras.
Por lo que veo en tu blog tu podrías aportar mucho... si te apetece aquí tienes el enlace...
www.visitacazorla.es