lunes, 13 de abril de 2009

las Batuecas-Sierra de Francia


caminos abiertos en las dehesas

caminos abruptos de raices


caminos frescos de agua dulce

6 comentarios:

Malole's dijo...

Bueno!!,entro un momento para saludar algunas amigas y resulta que me encuentro con esto.Ya veo que seguiste tus vacaciones por esos mundos de Dios,desde luego se vé que disfrutas con cada paso que dás,se ve en estas fotos maravillosas que muestras,me alegra mucho que compartas tus viajes,ya que yo no puedo,ya sabes por qué,al menos a través de tus fotos voy conociendo estas maravillas.Te mando un abrazo,hasta la semana que viene,pues no entraré más,el trabajo no me permite distraerme.

JOMOPA dijo...

Ya se ve bonita esa Sierra. Es curioso ese camino marcado por el relieve de las raices que gracias a su quietud aliviarán al caminante, que seguro se sentirá al hilo de creerse transitando sobre un cauce de perezosos reptiles aletargados, que al menor ruido o presión excesiva van a salir del sueño e invitar al intruso a la carrera más despavorida posible..Créeme si te digo que yo no iría por ahí si el sol no es mi compañero de viaje.
Por cierto, sobre la ruta prevista para Subir al Puntal de la Misa, vete anotando en la agenda el próximo día 26 de abril (domingo), y como te dije, puedes invitar a hacerla a quien quieras, que para repartirse en grupos en función a la dificultad que cada uno esté dispuesto a afrontar, ya se organizaría sobre la marcha.

Estibalitz Diaz de Durana dijo...

Carmen ! que bueno leerte de nuevo !!
y lo ultimo que compartes... una belleza !!
un abrazo muy fuerte
Esti

Franziska dijo...

Después de ponerme al día, ya veo que la luz te ha prestado su compañía y también la inspiración para fijarte en esos detalles en los que no repara todo el mundo.

Es fascinante ese camino de raices pero, por favor, dime una cosa ¿cómo soportan tus compañeros de viaje ese fiebre que te hace parar de pronto, preparar tu cámara y quedarte como embobada buscando todas las posibilidades de lo que se está ofreciendo a tu mirada?

Supongo que te dejarán tranquila pero siempre correrás el riesgo de perder la noción del tiempo ante la emoción que te embarga. Pero estoy segura de que lo comprenderán todo cuando vean las fotos.

Que la luz te acompañe es una expresión que usaba mi madre siempre que yo salía de viaje. Para mi madre tenía el significado de que Dios esté contigo, que el bien sea contigo, etc., ya que ella nunca hizo fotografías. Ahora, tiene para mí un doble sentido: los dos son hermosos y los dos me gustan. No lo pensé cuando te lo dije. Entonces me refería a la mejor luz para captar un instante pero, a partir de ahora, será mi despedida en tu blog y quiero que recojas los dos significados.

Un abrazo. Que la luz te acompañe.

carmen dijo...

Querida Franzisca:

Estos compañeros de viaje, Rodri, Trini, Balú y Jimmy fueron muy pacientes conmigo, me esperaron en numerosas ocasiones.
La foto de las raices la dejé para la vuelta, y me llevó un rato tomar la instantanea, sobre todo por lo concurrido que estaba el sendero.

En la cabecera del blog, donde pone "sitios" hay una foto mia en los chorros del río Mundo.

Me parece preciosa la forma en la que te despedia tu madre, invocar la compañia de la LUZ, es una buena protección. Me alegra conocer ahora a quien debo la frase... aunque le añada tintes fotográficos.
Gracias por tus palabras.

Y que la luz te acompañe.

Una senderista. dijo...

Tienes unas fotos preciosas, las de las raíces me encantan, saludos