martes, 21 de abril de 2009

zapateros charros

En este recodo del arroyo de las Batuecas, el agua tan clara nos invitaba a contemplar el cielo y las nubes. También se asomaban al espejo cristalino la vegetación de ribera, buscando su reflejo en las aguas. Pero algunas ondas sutiles y concéntricas indicaban la presencia de otros seres más pequeños en continuo ajetreo.

Siempre me asombraron estos pequeños insectos, llamados comúnmente zapateros (Guerris lacustris) que se pasean por la superficie del agua, en los remansos de los ríos y arroyos de agua dulce.


Posan sus patas y avanzan sobre la lámina de agua con gran pericia. Esto es debido, a parte de su ínfimo peso, a la tensión superficial de las moléculas de agua, en su límite superior, que les permite posarse sin llegar a atravesarla, y de este modo se desplazan.

6 comentarios:

Franziska dijo...

¡Qué instante! Sabemos que aunque vuelvas al mismo sitio muchas veces nunca volverá a repetirse la misma escena porque la luz será diferente, o quizá no haya nubes, tampoco estarán los zapateros y la dirección del viento haya movido las hojas o porque el tono verde de las hojas también va transformándose. ¿Qué puedo decirte que tú ya no hayas observado? Son un encanto las dos imágenes de este post.

Como no quiero perderme el resto, me voy a ver todo lo que pones a nuestra disposición para que lo disfrutemos un poquito.

Una senderista. dijo...

La foto del bichejo en el agua está muy bien, yo cuando quiero fotografiar algún animalillo, se me escapan, nunca me da tiempo.
Saludos

Estibalitz Diaz de Durana dijo...

estas imagenes son impresionantes !! la primera es de cuento !!
muchas gracias por la leccion !! me acordare de ella cuando me fije en los musgos !
un abrazo
Esti

Anónimo dijo...

Como siempre tus fotos...E S P E C T A C U L A R E S.....
Sobre todo la primera, cielo y tierra en un mismo plano...me encantó y el bicho se confunde entre el río y cielo, fascinanate !!

Besos, Myrian

Anónimo dijo...

TODOS UNO...


Myrian

RosaMaría dijo...

qué oportunas las fotos! La naturaleza es tan cambiante que difícilmente se capte la imagen dos veces. Te felicito