lunes, 8 de junio de 2009

en un lugar de la Mancha...

Una escapada de fin de semana, para recuperar energías, en el balneario Cervantes. Aqui el Quijote está presente y es fácil cruzarse en esos interminables caminos manchegos con Sancho, siguiendo a su señor.


Hermosos paisajes, de gran amplitud y serenidad...


que invitan al viajero a la reflexión.

“¡Nos ladran Sancho!, es señal de que avanzamos.”

6 comentarios:

Franziska dijo...

Permite que primero te manifiesta mi admiración por tu capacidad para el encuadre perfecto de las fotografías y de la luz ya ni lo menciono aunque, hay que reconocerlo, esta tierra castellana la tiene muy buena y, en especial, cuando se toman las fotos en las horas adecuadas porque, de otro modo, barre todo lo que pilla.

Por un momento pensé que habías llegado hasta Alcalá de Henares pero ya veo que no porque cómo ibas a marcharte sin llegar hasta el río Henares. En algún momento espero de la vida que nos cruce siquiera un instante para que podamos conocernos personalmente.

Que la luz te acompañe en esa afición hermosa que es la fotografía y en todo lo que hagas.

JOMOPA51 dijo...

Hay que ver, Carmen: a tí te da igual paisaje de playa, que de montaña, que de canícula, que invernal; fotografiando ora lo más diminuto, ora lo más inmenso; bajo la tempestad o tras ella, el caso es que sacas lo mejor del momento y lugar. Sin duda, que en estas tierras llanas de algún lugar de la mancha has sabido traducir en pixeles la elegancia de las líneas horizontales que componen el paisaje, quedando cada franja de distinta tonalidad como si de una bandera desplegada se tratara. Muy bonito, sin duda.

Abi E. dijo...

Esa Meseta Castellana, que no tiene desperdicio.

Un beso

Malole's dijo...

Preciosas fotos Carmen,esos paisajes si los conozco,transmiten una paz enorme.He estado un par de veces en el balneario Cervantes,estupendo lugar y la comida excelente.

Espero que tu padre mejore y no sea nada de cuidado.Cuídale mucho.
Un beso

Tercera Opinión dijo...

La mancha es una llanura de colores mimbre, verdes y azafranados.

Un saludo.

Cigarra dijo...

Qué fuerza tiene la llanura manchega. Parece que la vista se ensancha más que en ningún otro sitio. Me encanta.