jueves, 14 de octubre de 2010

compartir el musgo...


Si algo me quedó claro, en esta excursión a la cueva de la Lobera, es que la amistad era muy grande, enorme... mucho más de lo que llegué a imaginar. Desde que Luky, esa cachorilla de casi un año, llegó... sus vidas cambiaron.



En el sendero que conduce al Santuario Ibérico de Castellar, en la zona conocida como los Altos del Sotillo, María disfrutó del paisaje, aunque no lo dijo; tiró fotos con su fantástica Canon, con satisfacción contenida; observó como su Luky, que era pura actividad exploradora, era feliz sin parar de corretear a lo largo del camino. Partió una almendra, y se la dio a probar, y una bellota ... sabores que le gustaron, no tanto los granos de la granada, ni las majoletas. En cada roca cubierta de musgo, Luky establecía su campamento provisional... y nuevamente a olisquear explorándolo todo.


Las cuevas de la Lobera son un sitio mágico cercano donde poder jugar e investigar entrando y saliendo por las ventanas. María, intentó tomar una buena instantánea del pueblo de Chiclana de Segura, que surgía tras otra de las ventanas naturales de la cueva, como un cerro blanco. Tomar una foto en cuatro pasos. Preparación, enfoque, disparo y comprobación de la imagen... mientras Luky no paraba de investigar a su vera.


Recordando un post ¿A qué huele el musgo? de los inicios del blog, observo que María ahora comparte el musgo con Luky, y se lo muestra... parece atenta, esas almohadillas verdes y blanditas le gustan. Qué delicia, pensaría Luky, ir a cuatro patas, sobre estas mullidas alfombras de verdín fresquito...

- ¿Cómo dijiste que se llamaba?
- Musgo, m u s - g o

Esta vez no hablamos de política ni siquiera de los sueños de juventud... nos pusimos al día con palabras sencillas como sinceridad, trabajo, responsabilidad... y también nos reímos mucho. Una tarde especial para recordar siempre.

15 comentarios:

Estrella Altair dijo...

Me ha encantado..

Luky... es genial.. se parece a mi perrita Nina..

ese tipo de amistad.. es tan clara, tan directa, tan intensa y tan fuerte que no se... hace sentir el corazón en lo mas profundo.

Mi hija y yo somos grandes amantes de este tipo de amistades con los perros..

.. tambien hemos sufrido mucho cuando les hemos perdido.

... y desde luego...

no me cabe la menor duda que los perros hablan mejor que los humanos.

Dale un sobetón a lucky de mi parte.

Besos

Abi E. dijo...

Hola Carmen, se ve uqe lo pasasteis bien en la cueva de la Lobera y olisqueando el musgo... bueno... Lucky.

Un beso
el lio de Abi

Eliane dijo...

Carmen: que bonito, el lugar, las fotos, la perrita y tus comentarios tan interesantes!
Un abrazo

Pilar dijo...

Me quedo con mi porción de envidia por no haber disfrutado esa excursión con vosotras, las fotos geniales Carmen, me ha gustado mucho verlas, imágenes que me han traido un giño, una sonrisa...
Un abrazo

Frasesfres©as dijo...

Son los paseos del alma...

Saludos.

Begoña dijo...

Bonito paseo con un perfecto guia.

Gracias por invitarnos

Besos

Anónimo dijo...

Creo que Lucky nos dijo a que huele el musgo, el ir al "mus go" le huele a serenidad, ese placer de lo suavecito...

Muy tierno Carmen !!

ADELANTE !!!

Myrian

Luis dijo...

Hola Carmen:
Un paseo fotográfico con musgo bajo los pies... podría ser el título de una novela, donde una perrita fuese la protagonista...
El lugar presenta un decorado expléndido y la alegría de Luky queda de manifiesto.
Feliz fin de semana,
Luis

RosaMaría dijo...

Preciosas fotos, la perrita y el musgo, todo un conjunto con el que he disfrutado gracias a tu relato. Un abrazo.

Anónimo dijo...

No encuentro la foto de las patas de la perra...no sé en qué estarías pensando; ya te diré en directo lo que pienso sobre el musgo y las pisadas y quien se lleva la peor parte de la historia.Besos para mi Irises, que no deja de ser Increible a pesar de los pesares

Malole's dijo...

No habia visto este post hasta hoy Carmen!!! y me ha encantado.Mientras lo leia parecia estar con vosotras en esa excursión,me ha traido recuerdos bonitos de aquella tarde en La Lobera y ese musgo verde y blandito que a Luky le gusta tanto..parece que lo estoy tocando con la yema de los dedos con solo cerrar mis ojos...
Precioso post,como siempre,no dejes de escribir en este blog tus vivencias porque merece la pena venir a respirar un poquito de ese aire que tu respiras.
Ya hablaremos !!

Bibiano Montes dijo...

Bonita crónica de ese relajante paseo que nos muestras.
Debiese ser pecado hablar de política en la naturaleza, bueno, solamente de la de ahora... o la de nuestro país.
Mejor nos iría si nuestros parlamentarios celebrasen sus sesiones en ese lugar... bajo los árboles, sobre el musgo.

besos,

La sonrisa de Hiperión dijo...

Fotitos en plena naturaleza...

Saludos y un abrazo.

Paco dijo...

Carmen, un relato muy tierno acompañado de bellas tomas.Enhorabuena por el blog.
Un saludo

Olga i Carles dijo...

Maravilloso lugar.
La naturaleza esconde paisajes deslumbrnates.





Grácias.