jueves, 10 de febrero de 2011

los íberos... esos desconocidos 3/3


Y nuevamente volví a La Lobera... esta tarde la pasé allí, en el Santuario Ibérico, había mucha paz y pude disparar a placer. Los almendros floridos, el cielo limpio, los senderos por fín señalizados, paneles informativos para profundizar, bancos, papeleras, barandillas de seguridad... la tarde cálida y magia, mucha magia en el lugar. Si un íbero tuviera que elegir un animal, este sería un caballo o un perro. Eran cazadores y recolectores... tal vez los almendros les facilitaran un fruto nutritivo y energético, y consideraban a la granada como fruta sagrada. Es curioso que almendros y granados aún estén presentes en esta colina, donde se asienta el Santuario, de los Altos del Sotillo.

La Diputación de Jaén, y el Ayuntamiento de Castellar parece que estén haciendo sus deberes: adecentar este lugar (gran desconocido por todos, pero publicitado ampliamente en el viaje al tiempo de los iberos). En fin las mejoras son notables, aunque aún queda por hacer o se sigue haciendo. A la salida del pueblo, dirección Sorihuela del Guadalimar, junto a los depósitos del agua, comienza el camino, comienza la aventura...


Nos adentramos en un espacio de culto de más de 2300 años de antiguedad, cientos de exvotos de bronce fueron depositados en este Santuario, en estas cuevas rocosas, que miran a la Vega y a Sierra Morena. Nuestros antepasados los íberos venían aquí a solicitar favores a sus dioses... dicen algunos autores que los españoles debemos nuestro modo de ser y nuestra imagen internacional a este pueblo que llegó antes que otros y marcó su carácter hasta nuestros días.

Venid a la Lobera... un paseo que os encantará, unas vistas para retener y unas impresiones de sitio de poder, de magia, de paz y serenidad. Os espero!

Recomendable mirar, los dos post anteriores dedicados a los íberos, que completan esta triada que me propuse:

8 comentarios:

Abi E. dijo...

Hola Carmen, como las flores de los almendros sean de este año, no se yo si no les pillara alguna helada todavia.
Cuanto me gusta que se recuperen y se adecentes estos lugares para disfrute de las personas y ahora a ver cuanto duran en condiciones, porque también somos un poquito "guarros" y lo dejamos todo lleno de basura.
Sin duda los Iberos sabian elegir bien los lugares.

Besos

Mª Angeles y Jose dijo...

Que luz mas bonita tiene este lugar! los almendros relucen con las florecillas.

Gracias por la información.

Besos

Malole's dijo...

Esto ya es otra cosa,con esos carteles,la verdad es que ha cambiado desde que fui contigo,Los almendros en flor es la antesala a la primavera...tenías razón, ahora el campo está precioso.
Preciosas fotos como siempre!!

dale calor dijo...

muy bonito el lugar, me encanta como marcais rutas para que luego podamos hacerlas ya que es mucho mas personal leerlo en un blog porque parece me lo contais cara a cara

si te apetece curiosear
www.dalecalor.blogspot.com

Alfredo dijo...

Lo prometido es deuda. He visitado este blog tuyo y me gusta cantidad.
Prometo volver con más calma.
Salu2.

Juegos de Mario Bros dijo...

Los almendros relucen con las florecillas.

Paco dijo...

Bonito reportaje,y ese almendro en flor,una maravilla

Franziska dijo...

Algún día, todavía no se cuál, pisaré la tierra de los iberos y estoy segura de que notaré en los aires que respire la esencia de seres que dejaron aquí honda huella de su paso, seres que aún transmiten su vida a nuevos íberos.
Porque la vida no muere, se transforma.

Pienso que hay ausencias tan cercanas que se sienten como si pudieran verse con los ojos del cuerpo, es algo indefinido y emocionante que se capta y está en el ambiente.