domingo, 13 de enero de 2013

la red


Comenzó a tejer... Eran las ocho de la mañana de una luminosa jornada de Enero, la barriada de pescadores se desperezaba a buen ritmo, la faena era larga... Había que terminar el paño exterior del trasmallo,  2 metros de ancho y 60 de largo, como una "bufanda marina" vuelta a vuelta de nylon, nudo a nudo, la red crecía e iba tomando forma... Flotadores en un lateral y plomos en el otro, luego habría que unirla a las relingas y a los matafiones para engarzar las tres piezas que constituyen el trasmallo: un arte de fondo, en el que los peces quedan atrapados "se enmallan" en la red central mucho más tupida que las exteriores. Manuel sabía que le llevaría todo el día finalizar su tarea de este paño de trasmallo, y tal vez otro día más...


Aplicado y habilidoso prosigue su paciente labor... eran las cinco de la tarde y continuaba tejiendo... 


Sentado en el suelo, entre su casa y el océano, descalzado, usando pies y manos con la maestría que dan los años, a buen ritmo la red avanzaba... Artes tradicionales de la barriada de pescadores de La Antilla, tesoros vivos nuestro patrimonio, ejemplos de laboriosidad de nuestro tiempo, un homenaje a los hombres de la mar, a los marineros-tejedores de sueños de La Antilla, Huelva.

! Enredados estamos...¡

2 comentarios:

Mariluz dijo...

Vaya trabajo más duro, siempre he admirado a estos hombres y mujeres de la mar...

Un besín, compi!!

Kunkache Juan José Mercado G. dijo...

Fuí del campo...me dijo mi amigo Pedro...pero probé la mar y nunca jamás de ella me pude separar (...). Así fue...y se despidió de la vida "atado" a ella.

Juan José Mercado G.