jueves, 7 de marzo de 2013

sopitas de ajo...


Son humildes, te reconfortan y calientan el cuerpo, te dan alegría, te llenan el estómago... son sencillas, fáciles de preparar, se recicla el pan duro de la casa, se elaboran en un ratillo... son nutritivas, las sopas de ajo, las sopas castellanas que en invierno tan bien sientan a propios y extraños. Hay una bodega en Ponferrada, de nombre El Pescador, en el antiguo casco viejo, que las cocina a modo de "tapita" entre vino y vino... esta bodega es la genuina donde se prepara "la leche de pantera", pero esa es otra historia... Volviendo a la sopa... Un chorreón de aceite de oliva virgen para el fondo, ajos pelados y fileteados, rebanadas de pan de hogaza duro, agua, sal y pimentón dulce de la vera... se pueden escalfar o estrellar unos huevos al final y hay también quien usa caldo de jamón en vez de agua. Lo mio no son las recetas, pero para completar la estampa, proporciono un enlace donde se indican los pasos a seguir... receta de las sopas de ajo 

Y un brindis colectivo con sopitas de ajo, por los reencuentros, el buen rollito, la amistad... por saborear, valorar y compartir las cosas sencillas de la vida. !Salu

2 comentarios:

Maloles Muñoz dijo...

Menuda pinta tienen! Para estos días de frío y lluvia es lo mejor .
Nunca oí que se sirvieran de tapa ..veo que te has dado una de tus escapadas ,eso es seña que todo va bien.
Te llamo pronto y charlamos un ratito.
Un abrazo amiga

Mariluz dijo...

Mmmmmmm...qué ricas, y qué forma tan buena de reciclar el pan duro :)