domingo, 31 de marzo de 2013

vivir sin miedo...



Andar, caminar, trepar, correr, compartir, amar, volar... sin miedo; vivir sin miedo. Rosana pone la música y letra a mi primer vuelo en paramotor, una experiencia única, increible y maravillosamente lúdica. Y placentera, a pesar del apego que se le tiene a la vida cuando vuelas, sobrevuelas los paisajes de la infancia, y haces realidad esa promesa que hiciste a la niña que fuiste, que aún sigue viva en ti, a aquella niña que con tres años y medio, Tomás su padre llevó de la mano a la escuela (esa Escuela Mixta "Felipe Arche" hoy derruida en la cortijada del Berrueco como muestran mis fotografías aéreas) y ante su intranquilidad (la de ella enfrentándose a lo nuevo) permaneció sentado junto a ella en su pupitre escolar para hacérselo más fácil. Ese era mi padre y este es el lema de mi blog, "una casa para crecer, un castillo para soñar".

1 comentario:

Manuel Sánchez Valderrama dijo...

Carmen, tú haces que crea en la gente de Fuerte del Rey. Gracias por este regalo.