domingo, 31 de agosto de 2014

Compartir el desierto de la mano del pueblo amazigh...

Una experiencia mágica, llena de regalos para los sentidos...





acampar y pasar la noche en las Dunas de Merzouga. El slide de 45 fotografías muestra la salida desde Kasbah Mohayut, en Tafilalelt al sur de Marruecos. Canción amazigh (no les gusta bereber) disfrutada por nuestro grupo de agosto de lavueltaalmundo en el campamento de jaimas en pleno desierto de Erg Chebbi Sahara... dunas de arena, caravanas de dromedarios, puestas de sol, cena a la luz de la luna llena, amanecer desde la duna... magníficos  momentos, y como dice la canción que suena:

"hay que estar siempre feliz hasta el fin"


1 comentario:

narizotas dijo...

Envidiable experiencia Carmen, el desierto como estado de ánimo.
Quiero compartir contigo la mía de este año. África, como casi siempre.
http://www.pedro-africa2014.blogspot.com