sábado, 23 de agosto de 2014

Si hoy es jueves, esto es Ouarzazate



El título del post ya lo tenía en mente, inspirado en una película de 1969, de Mel Stuart llamada "Si hoy es martes, esto es Bélgica" una divertidísima parodia de los viajes organizados, un grupo de turistas americanos viajan contrarreloj por Europa, casi sin respiro. 

El grupo de agosto de lavueltaalmundo.net ha sido soberbio... (Ya lo imaginé e incluso lo escribí en un anterior post llamado caravasar) Once viajeros intrépidos, once magníficas personas, once amigos del camino forever... Al sur de Marrakech hemos vivido y compartido experiencias de las que dejan huella... Sin estrés, con paradas y amenas charlas en sitios mágicos, con panorámicas abrumadoras, reponiendo líquidos y disfrutando del té verde a la menta... un mediodía alcanzamos los 48º C, creo recordar que ha sido mi primer 48 en la vida, ni en el sur, que el verano pega fuerte, en Andalucía, llegamos a tanto... 

La llaman "la puerta del desierto" lugar de paso de las caravanas de comerciantes por el valle de Ounilla, "el hollywood de Africa" con dos grandes estudios cinematográficos en funcionamiento: el Atlas y el Ecla Studios.

Ouarzazate es mucho para una tarde de jueves a las puertas del desierto...





Me impactó, el lugar de descanso esa jornada era una Kasbah Riad Hotel llamada Dar Chamaa . El sitio es majestuoso, como una kasbah elevada en los arrabales del pueblo, rodeada por el palmeral frondoso de Ourzazate... desde el exterior Dar Chamaa impresiona, pero la sorpresa está en su interior: un Riad con su patio porticado, todos los espacios se vuelcan aquí, agua en movimiento de una fuente central, frescor de vegetación y mucha exquisitez en la decoración. Un proyecto hispano-marroquí maravillosamente ejecutado. Paisajismo, arquitectura e interiorismo muy a mi gusto. Encantada.

El grupo de mis amigos, auto denominado Indoukal Sabaâ (en la lengua beréber "Indoukal" significa amigos y "sabaâ" es, en árabe, siete. Somos más de siete, pero ese número fue clave desde el principio... las células de nuestro cuerpo se regeneran totalmente cada 7 años, y cada 7 años empezamos un nuevo ciclo de cambio). Pues eso, que se fueron al pueblo de compras, y a probar un licuado de aguacate muy recomendado... era media tarde y volverían para la cena.




Yo preferí quedarme en la habitación (necesitaba descansar, tomar perspectiva, apartarme un poco... y es que a veces es todo tan intenso, tan impactante que hay que procesar en la serenidad de unas horas a solas). Agua embotellada y unas jugosas nectarinas junto a una hermosa ventana en la segunda planta. Un apagón en el pueblo, nubes de tormenta de verano... Abrí la ventana de par en par, la visión era magnífica... orientación oeste, la suerte estaba echada... Y todo pasó entonces: lluvia a goterones, viento caliente con arena en suspensión, calima... 

Según mis cálculos faltaba un cuarto de hora para el atardecer, si aquellas nubes se disipaban, iba a asistir a la puesta de sol más total...

el palmeral, Ouarzazate al fondo y el Atlas en la lejanía por donde se ocultaría el sol...  



Al Magrib InshAllah !

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Ole, olé y ... Ole.
Nena, tu vales pa esto.
Pasada de fotos, tenía miedo a llegar al final y que se acabará la historia.
Enorme, Carmen¡
Besos

Xavi dijo...

Buenísimo!!!!
Gran post... de esos que te hacen querer ir al lugar del que se habla.
Y preciosas las fotos! (como siempre).
Adelante!

Raquel dijo...

Hay que tener muchisimos viajes en el cuerpo para que la ilusión no sea consecuencia de la memoria a corto. Hacer amigos por los caminos , disfrutar de todo lo que el paisaje se deje, enseñar sin aburrir ni abrumar...eso y la alegría de saber que lo has vivido con deleite, nos deja con las ganas de vivir 48º en un desierto.... Me gusta lo que cuentas, querida Irises