domingo, 5 de junio de 2011

brevas e higos




"Verde que te quiero verde.
Grandes estrellas de escarcha,
vienen con el pez de sombra
que abre el camino del alba.
La higuera frota su viento
con la lija de sus ramas,
y el monte, gato garduño,
eriza sus pitas agrias.
¿Pero quién vendrá? ¿Y por dónde...?
Ella sigue en su baranda,
verde carne, pelo verde,
soñando en la mar amarga".

Parte del romance sonámbulo de Federico García Lorca

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Muchas felicidades bella por tu universo, es maravilloso pasear por él, sentarse un rato bajo el cobijo de árboles o calmar la sed en una de las maravillosas fuentes de Castellar. Un abrazo fuerte!merche

Luis G. dijo...

Una imagen preciosa para ilustrar el texto del maestro-poeta.Los árboles solitarios son los que mejor entonan en el paisaje.

Un beso,

Luis.

Abi E. dijo...

Hola Carmen, que buenos los higos y las brevas y el placer que cojerlos directamente del árbol.

Besos

Luis dijo...

Hola Carmen:
Los higos son un placer al gusto y al olfato... y los romances de don Federico al espíritu!
Cordiales saludos,
Luis

Franziska dijo...

Carmen, ha tiempo que no nos vemos. Pero, sin embargo, no hemeos olvidado nuestro entrañable mensaje: que la luz te acompañe siempre. Para mí no hay duda de que la tienes a tu lado cuando disparas con la cámara y cuando buscas un texto que acompañe a la imagen.

Franziska

taio dijo...

preciosa imagen