viernes, 25 de noviembre de 2011

un hogar para coco...




Siempre mira hacia atrás... quiere visualizar a su referencia, nunca se aleja demasiado en terreno conocido y ante lo nuevo es muy cauto, y este sendero de la cueva de la Lobera era una experiencia novedosa para él; Luca ya era experta... ella se conocía el camino en todas las estaciones e iba abriendo, en cabeza, nuestra pequeña expedición. Qué tierno, Coco, quiere asegurarse que no me pierdo y que los sigo.






Su historia, la de Coco, es cómo la de miles de perros abandonados... Lo quisieron hasta que se cansaron, lo maltrataron y lo echaron a la calle... tan sólo que él fue rescatado de debajo de un coche (su provisional casa) y de un futuro incierto. Y el día en que su heroína, su benefactora le puso un collar y lo ató con un cordel... ese día estableció un vínculo, y se sintió "a salvo"... Un hogar para Coco, eso era mucho más de lo que hubiese podido soñar.




Este lugar le gusta, tímidamente se va moviendo y haciendo paradas en pequeñas piedras que le sirven como oteros, mira tranquilamente y observa el paisaje... la tarde ha sido cálida y muy buena, para estar en Noviembre, y hemos disfrutado en el recorrido y en las cuevas hasta que el sol se pone e iniciamos el regreso a casa. Confirmo nuevamente la excepcionalidad del sitio, la magia y lo especial de este santuario íbero a unos kms de Castellar.




Estos dos perrillos no pierden detalle, y me han ofrecido una pose y un perfil precioso... guapos, buenos, generosos, protectores, fieles y compañeros. Un lujazo compartir estos días con ellos, por mucho que crea darles... me dan mucho más.

6 comentarios:

ma dijo...

Me alegra de que esten contigo estos dias, seguro estan disfrutando, yo no he podido evitar derramar unas lagrimas porque los hecho de menos, os hecho de menos

Malole's dijo...

Esta mañana no pude comentar pues las fotos no se veian,no sé porque.
Ahora,al verlas entiendo mucho mejor el relato,aunque me imaginaba como fué esa tarde y ya conocia la carita de esos dos amigos tan leales para ti.
Me ha gustado mucho leerte y he disfrutado otra vez con tus fotos.

Tienen suerte de tener una Nani tan especial como tú.

Un beso y feliz finde

Mª Angeles y Jose dijo...

Que bonitos son preciosos y tiene una carita....;-))

Besos

Eliane dijo...

Que lindos perritos y como te cuidan! Me encantaron!
Besotes

Mariluz dijo...

Qué preciosa historia, compi. Y qué agradecidos son los perritos, tan leales y fieles...

Preciosas fotos!!
Un beso.

JOMOPA51 dijo...

Me encantan las fotos y el relato. Hace unos días tuve la suerte de conocer a Coco. Sus ojos aún reflejan el recuerdo de los malos tiempos pasados, pero destacan con fuerza un brillo de esperanza y serenidad. Luca es pura energía, y él transmite plena madurez y ternura. Sin duda es ahora un perro feliz, con familia y hogar...Felicidades Coco.