lunes, 14 de diciembre de 2009

la ruta de las almenaras


El domingo amaneció algo nublado, el mar parecía un lago, calmado y sin apenas oleaje. Estas torres almenaras formaban parte de la defensa fronteriza costera del antiguo reino nazarí, en la actualidad aunque se mantienen en pie, la presión urbanística es atroz, e intenta casi devorarlas.

Pero resistirán, claro que si, es nuestro patrimonio e historia. Existía una linea fortificada a lo largo del litoral desde Gibraltar hasta Murcia. Su función defensiva consistía en dar aviso ante la presencia de barcos enemigos para que las guarniciones de Mijas, Fuengirola y Málaga, entre otras, acudieran al sitio por donde los piratas berberiscos, que acechaban en toda la costa, pretendían acometer la entrada.


Esta ruta comienza en el Puerto deportivo de Benalmádena "Puerto Marina"; en la rotonda principal de entrada a las instalaciones portuarias se encuentra nuestra primera almenara TORRE BERMEJA. Fue construida sobre un promontorio rocoso en la Punta Saltillo, su emplazamiento estratégico permitía la comunicación mediante fuego y humo con otras torres.


Siguiendo la linea de la costa, por las amplias playas de nombres tales como Bermeja, Malapesquera, Santa Ana, Bil-bil y Arroyo de la Miel llegamos a "la Cala" donde subimos un buen desnivel, escalonado, y encontramos nuestra segunda almenara TORRE QUEBRADA. Hemos recorrido aprox. 3,5 km.


Ahora se nos presentan unos tramos más accidentados, regresamos a la cala, y enlazamos con una pequeña playa del casino de Torrequebrada. Desde aquí parte un sendero con continuas subidas y bajadas rodeando las urbanizaciones sobre el acantilado. En general está bien conservado, con escaleras cómodas y quitamiedos de madera. Las vistas son soberbias, a levante la costa de Torremolinos y a poniente las de Fuengirola. En este tramo encontramos dos calas memorables, Benalnatura (naturista) y la cala de la Viborilla, pequeñas y resguardadas, son ideales para hacer una parada y disfrutar del entorno.



Los siguientes tramos son dífíciles, y a veces es necesario subir a la carretera, la antigua N-340, para volver a bajar al acantilado, al límite de urbanizaciones y construcciones. Llegamos a Playa Bonita y desde aquí conectamos con la parte final del sendero que se torna circular y asciende a donde se ubica nuestra tercera almenara TORRE MUELLE. Esta es mi favorita, las vistas amplisimas hacia el mar y hacia la montaña. 7,5 km. de costa unidos por estas atalayas.


"La llama de la esperanza" dice Gandalf. En uno de mis mejores momentos de la película donde una prodigiosa secuencia de almenaras encendiéndose, dando una el paso a la otra. Esta genial puesta en escena de Peter Jackson , en las impresionantes cumbres de Nueva Zelanda, es muy visual, y podemos extrapolar e imaginar como un mensaje era transmitido desde Gibraltar hasta Estambul en una sola noche.
Me quedo con ese "Arden las almenaras" que grita Aragorn (El Señor de los Anillos)



17 comentarios:

Pablo Marín dijo...

Hola Carmen, md ha encantado el post, y todavía mas con el final fílmico que has propuesto (el sr. de los anillos, casi na),,,

Aquí muy cerquita tenemos un pueblo que se llama así: Almenara.

Un Beso

Abi E. dijo...

Hola Carmen, preciosa ruta por las almenaras y las playas en Benalmádena.

Y la música que acompaña al video del Señor de los Anillos... ya no la recordaba, preciosa.

Un beso

Begoña dijo...

Una entrada bien completa; preciosa la ruta por las almenaras con el genial broche del vídeo

Besos

Fcº Javier Barbadillo Salgado dijo...

Esas almenaras fueron las primeras torres de telecomunicaciones.
¡Cuántas historias podrían comunicarnos!

Saludos.

Una senderista. dijo...

Este post merece una mención especial, que buen trabajo, yo veo todas estas almenaras; desde pequeña, cuando la costa no estaba tan masificada se veían perfectamente bien, y como bien dices, si una se encendía, las noticias llegaban raudas por toda la líena costera hasta los reinos más importantes.

La comparación al Señor de los Anillos no se me ocurrió nunca, pero si tu me das el permiso, haré un enlace de este post en mi facebook.

Anónimo dijo...

Que bonito Carmen !!!
Si las torres hablaran....!!!
Lograron su objetivo de impedir la avalancha de piratas ? o los piratas se las están comiendo ?

Adelante !! queremos más !! relatos y fotos no fronteras ni defenzas nuevas.Eso que sea pasado,
Brindo por un furturo sin fronteras ni defenzas...!!!!

Myrian, besos

Quidquid dijo...

Hola Carmen:
Es una lástima que la cultura ladrillera moderna vaya absorbiendo estas fortificaciones anti piratas de la antigüedad.
Hoy los piratas son de otro color...
Cordiales saludos,
Luis

Franziska dijo...

Te has superado con esta interesantísima historia. Es asombrosa la creatividad de los hombres a través de todos los tiempos. La necesidad hace virtud. Ahora nos parece extraño todo eso pero, sin ser tan efectivo, en Canarias utilizaban el silbo para comunicarse a grandes distancias y sin moverse de su lugar de origen. Hay que reconocerle a nuestra especie que tiene muchos defectos pero que no carece de ingenio y de cualidades para enfrentarse a los problemas. Ha sido muy interesante, tenías razón.

Estoy bien y siento haberte preocupado. Hace unos días que no puedo acudir a todos los frentes que tengo abiertos: estoy en una guerra generalizada y yo no tengo soldados que movilizar, la guerra la tengo que realizar toda yo pero, además, estoy un poco "molesta" con la cumbre del clima y con todo lo que está pasando. Menos mal que ha llegado la noticia de la decisión de Japón. Y ¿sabes que te digo? que tengo que aceptar que las cosas no son siempre como yo las deseo y que por sufrir no se arregla nada, así que vamos a ver si me olvido del cambio climático y escribo algo
para publicar en "La tortuga".

Gracias por tu cariño. Un abrazo.

Estibalitz Diaz de Durana dijo...

Mi querida Carmen,
mis mejores deseos, también para ti !
que disfrutes de unos días especiales y sobre todo ... FOTOGRAFICOS ! jejejej
un fuerte abrazo
Esti

Malole's dijo...

Fantástico!!!!,no podía ser de otra manera y ese final del post con El señor de los anillos...
Ya ya lo dije Carmen,"de mayor quiero ser como tú"

Hoy empieza bién la mañana...Gracias

Anónimo dijo...

Nosoros le llamamos atalayas y tenemos un montón en la zona norte de Granada, algunas están impecables, pero otras abandonadas.

D´Paula dijo...

Esas almenaras con su estructura fálica dan un bello itinerario donde desplegar mis consabidos sueños, la Mar.
Un saludo

Quidquid dijo...

Hola Carmen:
Agradezco tu comentario a la comida romana. Sobre el Garum hay mucha información en Cataluña, pues tanto en Ampurias como en Barcino había factorias donde se producía uno de muy buena calidad. También en las villas marineras de la costa mediterránea se producía en cantidad con las entrañas, espinas y restos de pequeños peces fermentados en sol y con sal abundante.
Tus comentarios nunca son extensos, al contrario, son de una calidad manifiesta que agradezco.
Visitaré la Villa Romana que me indicas. Lástima no poder asistir a esas representaciones que parecen ser interesantes. Aquí en Tarragona, cada año se celebran unos festivales: "Tarraco Viva" donde se reproducen la vida y costumbres de la ciudad romana antigüa.
Ahora soy yo el que se ha extendido... te adelanto pi próxima entrada sobre la comida romana que tratará sobre "el pan"...
Buen fin de semana y cordiales saludos,
Luis

Bibiano Montes dijo...

Interesante ruta con ese mar al lado..,diferente a una por la montaña.De vez en cuando apetece cambiar algo de entorno y monotonía de paisaje. Del campo a la ciudad, del interior a la costa, y viceversa . Lo de las torres la verdad es que parece un milagro que el ladrillo no las haya fagocitado por completo,
Un saludo,

LOLI dijo...

gracias por recordarme, precioso todo lo que describes, sí estuve un poco perdida, pero resurgiré como el ave fenix un beso y ya que estamos en estas fechas feliz navidad a todos los blogger

Pilar dijo...

Este paseo ya lo he hecho más de una vez y me encanta. Quizá nos veamos por allí alguna vez, yo sólo voy en periodos vacacionales...

Lahiguera dijo...

Hola Carmen. Pues me queda aún bastante que visitar en tu Blog. Son estupendos los reportajes. Nos haces sentirlos como algo "en vida" (como debe de ser). En diversas ocasiones, cuando he visitado la costa, me han llamado la atención estas almenaras, pero ahora, después de lo leido, tengo otra percepción más cercana. Con ésto, podemos llegar a darnos cuenta que, en la vida, "las pequeñas cosas" son las que más reconfortan nuestros sentidos. Sigue ofreciéndonos estas buenas sensaciones. Un abrazo.