sábado, 3 de octubre de 2009

Puente Honda de Enmedio

Dentro del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y las Villas, en el término municipal de Siles (que pertenece a la Sierra de Segura) existen minúsculas aldeas, adentradas en la sierra, como esta, Puente Honda de Enmedio, que apesar de su abandono y actual ruina, son auténticos paraísos y remansos de paz. Mi amiga Loli nació aquí. Conforme avanzamos por la pista forestal me cuenta sus recuerdos de niñez en esta aldea. El paso del tiempo dejó su huella, se hundieron tejados y cayeron los muros de las casas. Las familias que aquí vivían se fueron llendo poco a poco al pueblo, a Siles, a 6 km de aquí.

La vegetación descontrolada, la maleza y las zarzas invadieron los hogares antes habitados. Esa ventana me atrajo enormemente, su resistencia a la invasión, mostrando aún su cal y su añil...

Hay algunas chimeneas que se mantienen erguidas.

Una fuente mana agua al borde del camino forestal de acceso a Puente Honda.

Y un río... El río Morles, del que nunca había oído hablar, ni lo había referenciado en ningún mapa topográfico de la zona. Es un afluente del Guadalimar, configurando un valle recóndito de frondosos bosques de roble y pino, limitado por superficie de olivar, rodeado por el calar de Navalperal y los cerros Bucentaina y Peñalta.

Un sitio hermoso, de evocaciones tranquilas y sensaciones serranas que me harán volver. Lo sé. Otras aldeas desconocidas y cercanas esperan... como La Hueta, que pertenece al municipio de Orcera y Puente Honda, al de Benatae. Otros arroyos, otros molinos abandonados en su cauce, y otros castillos-atalayas que descubrir...

La Sierra de Segura atrae tanto, que la echaba en falta después de meses de campiña y costa. Un generoso placer el reencuentro.

14 comentarios:

Prometeo dijo...

Paraísos perdidos y recuperados por aventureras como tú, Carmen.

Un abrazo. Feliz fin de semana.

Estibalitz Diaz de Durana dijo...

hola Carmen !! muchas gracias por visitarme!! me encantaria que me contases cosas de las abejas, es un lujo para mi que te pares en mi sitio !! un abrazo muy gordo y felicidades por el ultimo post, precioso!! Esti

Quidquid dijo...

Hola Carmen:
Este lugar que nos muestras presenta esa belleza natural que los cementos de las ciudades nos tienen negadas.
Son lugares de un encanto especial, donde todavía podemos ver el limpio curso de agua de un riachuelo que juega entre árboles o esos restos de edificaciones que nos llevan a esos recuerdos de épocas en que éramos menos "civilizados"
Un cordial saludo y buen fin de semana,
Luis

Libros de Coleccion dijo...

Hola Carmen, que lindas imágenes lugares bellos en el mundo quedan muy pocos, ya que ahora solo hay cemento y edificios por todas partes... es agradable mirar fotos y recordar que el mundo en tiempos muy lejanos fue un paraíso....

Un saludo muy grande de Chile. Libros Collection.

Abi E. dijo...

Hola Carmen, cada vez que veo o leo algo de esta zona, me da subidón ya que tengo un aconcuñada que es de Siles y aunque no conozco el lugar, pues que quieres que te diga...

El que descubras este tipo de lugares haces por ellos un poco como la ventana que se resiste a ser comida por la "maleza" y desaparecer tras ella.

Gracias por mostralo.

Un beso

JAVIER AKERMAN dijo...

¡Que hermoso, Carmen! Que remanso de paz... Me encantaría visitar este pueblo y seguro que lo haré en un futuro próximo.
Gracias por las fotos y por tus bellas palabras descriptivas.
Visitaré de forma periódica tu blog.
Un fuerte abrazo.

salvadorpliego dijo...

Esos lugares tan escondidos pero que tienen tanta belleza... Gracias por compartirlos.

Un fuerte abrazo.

A.L.Zarapico(hydro) dijo...

La verdad siempre te veo viajando,sólo una sugerencia, intenta recoger todos esos recuerdos que te cuentan.Eso es cultura.sALUDOS.

Franziska dijo...

¡Cuánto amor a la naturaleza reflejan tus comentarios! Son aldeas abandonadas por los ayuntamientos y por todos los políticos, ya se sabe, pocos o escasos votos porque no son "el disputado voto del señor Cayo", ni tampoco la vida de la gente que habitaba esas aldeas era soportable pues de otro modo nunca la habrían abandonado. Te puedo entender porque a mí me duele que pasen esas cosas...

Ahora voy a ver si puedo dedicarme a poner al día mis blogs y otras obligaciones a las que he de atender, sin falta.

Que la luz te acompañe. Un abrazo.

Deprisa dijo...

Que gusto poder disfrutar de esos parajes...a ver si voy por Riopar a sacarme el aire de ciudad del alma.
Un saludo

Una senderista. dijo...

¡Ahi!, esas pequeñas aldeas abandonadas, algunas se están recuperando porque hay gente que se dedica a invertir en esos sitio y crean casitas rurales para el turismo, es una opción de que vuelvan a la vida

Malole's dijo...

Precioso lugar,mantiene ese encanto de tiempos pasados que lo hace tan especial.Buén descubrimiento,ahora ya estás de nuevo en tu salsa,lo tuyo es un ir y venir por lugares sencillos atrapando con tu cámara el alma de cada sitio que visitas.

Un abrazo y feliz semana.

Anónimo dijo...

¡Gracias! por compartir tus fotos, preciosas todas, difícil decidir cuál es mejor, la ventana: preciosa y el camino ... "1000 palabras", se alegra el alma mirando tanta belleza y tanto colorido.
Oligo saludos.

Mercedes dijo...

Unas fotografias preciosas Carmen.

Me ha encantado la de la ventana retomada por la naturaleza con restos de pintura añil todavia.

Y las fuentes, cada una con personalidad propia, todavia no he conseguido decidirme por ninguna...

Saludos.